En el artículo, J. Ignacio Criado y Aitor Silván analizan el papel de los laboratorios de gobierno en el proceso de elaboración de políticas públicas por su enfoque experimental mediante técnicas de prototipado, combinando tres perfiles en el debate sobre los problemas públicos: empleados y directivos públicos, sociedad civil y académicos.